¿Sabes todo sobre tus básicos de limpieza?

hogar o negocio a punto con recetas ecologicas

¿Sabes todo sobre tus básicos de limpieza?

Alfonso No Comment
Blog Hogar

Los productos y elementos de limpieza son nuestro aliados para tener la casa siempre a punto, pero no siempre sabemos sacarles el máximo provecho.

En Monra’s los conocemos muy bien, y por ello vamos a contarte cuáles son sus usos (que alguno te resultará sorprendente), los errores comunes en su utilización, unos trucos para que sean más eficaces, y los falsos mitos que los rodean. De este modo, no habrá producto que se te resista y te convertirás en toda una experta de la limpieza.

  1. Cómo son más eficaces
  • Disueltos en agua

La lejía en agua fría, porque en caliente pierde efectividad. El amoniaco es mejor disolverlos en agua tibia.

En su medida justa

No por usar más producto se va a quedar mejor o más limpio. Un exceso de detergente en la lavadora crea una espuma que recoge la suciedad, y al quedarse en la superficie provoca que la ropa se aclare correctamente.

  • Déjalos actuar

Cuando uses jabones, limpiacristales o desengrasantes, espera un poco antes de frotar la superficie para que mientras actúe.

  1. Cómo cunden más
  • Úsalos en botella de spray

Puedes usarlos todos así, y te durarán más porque no echarás un chorro.

  • Disuelve jabones y desengrasantes en agua templada o caliente

El calor ablanda la suciedad, por lo que consigues mejores resultados con menos producto.

  • Calcula el detergente en cada lavado

Según el tipo de agua que llegue a tu hogar necesitarás más o menos detergente, ya que las aguas duras necesitan más cantidad. También importa la cantidad de ropa y el grado de suciedad que tienen para poder calcular el detergente que necesitas.

  • Añade un chorro de amoníaco

Si lo haces en la lavadora a la hora de lavar la ropa, consumirás menos detergente y obtendrás los mismos resultados.

  1. Falsos mitos
  • Si huele a cloro, desinfecta

Es importante que leas la etiqueta y te asegures de que contiene desinfectante, porque puede llevar otros elementos cuyas fragancias se asemejan a la del cloro, pero no por eso tiene que desinfectar.

  • La lejía limpia a fondo

La lejía sólo desinfecta. Si quieres limpiar a fondo, debes utilizar productos jabonosos.

  • Los concentrados lavan peor

La única diferencia entre los productos concentrados y los normales es que los normales llevan un componente que se añade para dar más volumen al producto. Por lo demás son los dos iguales.

  • Limpiar cristales con periódicos

Siempre se ha creído que funciona, pero no es así. La tinta del periódico en contacto con el líquido, mancha los cristales, por lo que en lugar de limpiarlos, los ensucia más.

  1. Cómo guardarlos
  • En un lugar ventilado y fuera de fuentes de calor

Si tienes niños, guárdalos bajo llave o en un lugar alto, así evitarás accidentes.

  • Bien cerrados

Así no se derramarán y no se podrán mezclar, ya que puede ser peligroso.

  • Lejos de los alimentos

Hay aromas que pueden contaminar los alimentos, incluso aunque esté envasada.

  1. Cuándo caducan

Si no cambian de color, aroma o textura, no se estropean. De todas formas a partir de los 6 a los 12 meses contrólalos porque pueden cambiar. Los líquidos se estropean siempre antes que los sólidos.

  1. Errores que has de evitar
  • Cambiar de envase los productos

Si lo haces, podrías confundir los productos, y sabes que muchos son tóxicos, por lo que es muy peligroso. En caso de que lo tengas que cambiar por alguna razón, conserva la etiqueta del producto y colócala en el nuevo envase para que no haya confusiones.

  • Mezclar los productos

Se puede producir una reacción química que provoque un accidente o la liberación de gases tóxicos muy peligrosos. Nunca mezcles lejía y amoniaco o desengrasantes, y tampoco amoníaco y blanqueadores.

  • Hervir la lejía

Si lo haces, puedes intoxicarte debido a los vapores que desprende, y a su vez, provocas que la lejía pierda propiedades.

  • Usar amoníaco puro

Puedes intoxicarte debido al fuerte olor que desprende. No sirve para limpiar más, lo que hace es comerse el brillo de las superficies.

  1. Usos
  • Desengrasante
    • Uso habitual

Elimina la grasa. Es un buen aliado para limpiar el horno, la campana,… es muy corrosivo, por lo que quita las manchas difíciles. Al contrario del alcohol, no daña el aluminio

  • Otros usos

Da brillo a la vajilla. Pulveriza las piezas y deja que actúe el producto. Aclara con agua caliente y pasa un trapo seco para eliminar impurezas y dar brillo.

  • Detergente de la ropa
    • Uso habitual

Limpia y blanquea los tejidos, especialmente si contiene oxígeno activo. Es un buen blanqueante que te evita pretratar

  • Otros usos

Mata las moscas de la fruta. Añade 3 gotas a un tazón con vinagre, que las atrae. Al reducir la tensión superficial entre el líquido y las moscas, éstas no podrán andar por lo que se hundirán y se ahogarán.

  • Lejía
  • Uso habitual

Desinfectante. Es infalible frente a bacterias y virus, es ideal para los baños y la cocina. Recuerda que no limpia, sólo desinfecta.

  • Otros usos

Desatasca. Añade un chorro caliente por los desagües, pero ten mucho cuidado con los vapores tóxicos que emite.

Recupera tuppers manchados. Llena el tupper hasta el 50% con lejía y agua caliente. Déjalo actuar y verás que se queda como nuevo.

  • Amoníaco
    • Uso habitual

Quitamanchas. Es muy eficaz con las manchas de grasa y las más resistentes. También limpia eficazmente tapicerías, alfombras, azulejos,…

  • Otros usos

Decapante. Para eliminar la pintura de una superficie, sólo tienes que aplicarlo puro, pero protégete bien porque es muy tóxico.

Quita el olor de las toallas. Añade un chorrito a la lavadora y las toallas olerán a nuevo.

  • Lavavajillas
    • Uso habitual

Lava la vajilla. Deja relucientes las sartenes, las cacerolas,… todo a mano, porque en el lavavajillas no queda bien.

  • Otros usos

Quita las manchas de la ropa. Pretrata las manchas con un poco de lavavajillas y lava las prendas en la lavadora y verás como las elimina.

  • Spray limpiamuebles
    • Uso habitual

Atrapa el polvo. También retrasa su aparición si tiene efecto antiestático. Los puedes encontrar con cera de abeja para proteger y nutrir la madera.

  • Otros usos

Deja relucientes las llantas de los coches y las motos. Solo necesitas humedecer una bayeta con el producto y frotar la superficie para limpiarlas y darles el brillo del primer día.

  • Limpiacristales
    • Uso habitual

Limpia y abrillanta superficies como el vidrio o el cristal en unos minutos.

  • Otros usos

Da brillo a los azulejos. Frótalos con un paño humedecido con el limpiacristales.

Elimina las huellas que se encuentran en cualquier superficie metálica, así como las del microondas.

Esperamos que estos trucos y consejos y por supuesto los errores que no debes cometer te sean útiles para sacarle el máximo partido a tus productos de limpieza.

¿Conocías estos datos? ¿Conoces algún dato más que no hayamos mencionado? ¿Cómo usas tu tus básicos de limpieza? ¡Cuéntanoslo!

Deja una respuesta