Cómo conseguir una casa más saludable

limpieza hogar con Monra´s

Cómo conseguir una casa más saludable

Alfonso No Comment
Blog Hogar

Hay acciones que parecen inofensivas en nuestro hogar, pero en el fondo perjudican nuestra salud. Hábitos cotidianos como utilizar ambientadores, o telas sintéticas,… llenan el aire de tóxicos y a la larga nos perjudica a todos. Hoy en Monra’s te contamos los errores más comunes que cometemos y su solución saludable. Porque si ponemos de nuestra parte, nuestro entorno será más seguro.

Cada día solemos llevar a cabo varias acciones de forma completamente automática, simplemente porque siempre las hemos hecho así, o porque nos resulta más barato o cómodo, pero nunca nos hemos parado a pensar sobre las consecuencias de esas actividades.

Usar productos de limpieza no ecológicos, comprar ropa sintética, utilizar el agua del grifo,… son algunas de esas acciones en las que no hemos reparado y que pueden dañar nuestra salud. Ahora da qué pensar, ¿verdad? ¡Pues no te preocupes! porque vamos a repasar los descuidos más comunes y te aconsejaremos las mejores alternativas, así que toma nota para que no se te escape nada y consigas una casa mucho más saludable.

  1. Problema: Tejidos no naturales. Tanto tapicerías como ropa de cama o nuestra ropa de vestir, si están hechas con fibras sintéticas pueden provocarnos irritaciones e incluso infecciones en la piel debido a que no transpiran como deberían.

Solución: utiliza tejidos naturales como la lana, el lino, el algodón,… la etiqueta de la prenda es algo que deberías revisar a la hora de comprar una prenda, ya que te puede dar mucha información sobre la composición de la ropa y sobre cómo de sana puede ser. Si ves los sellos GOTS o STeP sabrás que es sostenible y sana.

  1. Problema: exposición a las ondas. Permanecer dentro de un campo electromagnético artificial durante un tiempo prolongado es muy perjudicial para la salud y para nada favorece nuestro descanso.

Solución: para descansar, debes quitar los despertadores, radios y móviles de la mesita de noche. Si quieres tener el móvil en la mesita porque lo utilizas de alarma, debes tenerlo apagado. No debes rodearte de emisores de campos electromagnéticos, por lo que mantén una distancia de seguridad de aproximadamente 1 metro de los electrodomésticos en funcionamiento, especialmente de microondas.

  1. Problema: agua del grifo. El agua que sale del grifo ha sido tratada con productos químicos como el cloro, ha estado en una depuradora y ha viajado por tuberías de cemento. Cuando llega a nosotros contiene restos de elementos nocivos para nuestra salud, por lo que no es la más recomendada para beber ni cocinar.

Solución: una buena opción (si no quieres comprar agua embotellada) es colocar en tu cocina un filtro de osmosis, ya que ayudan a depurar el agua que llega a tu casa. También puedes instalar filtros de carbón activo en todos los grifos.

A la hora de guardar el agua es recomendable que lo hagas en botellas de cristal. Las de plástico liberan tóxicos perjudiciales para la salud.

  1. Problema: ambientador sintético. Los ambientadores huelen bien, pero llenan el ambiente de sustancias nocivas que pueden provocar irritación, alergias y otras enfermedades.

Solución: pon aceite esencial del aroma que te guste o flores de lavanda en bolsitas de tela que puedes hacer con retales y colócalas en armarios y cajones. Verás que bien huelen cada vez que los abras. También puedes comprar un difusor por ultrasonidos que desprenderá el aroma del aceite esencial que elijas. Sólo necesitas verter unas gotitas y perfumarás toda la estancia.

  1. Problema: pintura o barniz sintético. Las pinturas sintéticas (acrílicas, plásticas o al agua) contienen ingredientes derivados del petróleo.

Solución: las pinturas minerales y naturales son seguras y ofrecen un acabado muy bueno. Los restos de pintura que te queden, si ya no les vas a dar uso, debes llevarlos a un punto verde.

  1. Problema: productos de limpieza poco ecológicos. La mayoría de los detergentes que compramos contienen ingredientes tóxicos y contaminantes que se dispersan en el agua y el aire.

Solución: utiliza sustancias naturales como vinagre, bicarbonato, limón, aceites esenciales,… que pueden ayudarte a limpiar cualquier parte de la casa. También puedes encontrar marcas de detergentes elaborados solamente con ingredientes vegetales y son seguros para la salud y respetuosos con el medio ambiente. Estos detergentes los podrás encontrar en los establecimientos de venta de productos ecológicos.

  1. Problema: madera aglomerada. Este tipo de madera es muy usual en las casas. Se emplea para la fabricación de muebles y estanterías, y contiene colas que desprenden compuestos tóxicos.

Solución: apuesta por la madera maciza, ya que es más segura, cálida y a la larga es más duradera. Para mantenerla en condiciones, evita los productos con parafina y recurre a productos más naturales como la cera de abeja o carnauba y el aceite de lino que son productos inocuos.

Cuando compres algo fabricado con madera, comprueba que lleva el sello FSC, así tendrás garantizada su procedencia sostenible y segura, porque habrá sido tratado con las sustancias químicas peligrosas mínimas y necesarias.

  1. Problema: alfombras acrílicas. Aunque parezcan naturales estas alfombras tienen colas que liberan sustancias nocivas en el aire que respiras.

Solución: la lana es el mejor producto. Es bonita, cálida, duradera y fácil de limpiar. Si compras una alfombra de lana asegúrate de que no se ha tratado con permetrina, un antipolillas que puede alterar el sistema nervioso. Otros productos naturales alternativos a las fibras acrílicas, que además con más asequibles, son el yute y el bambú.

  1. Problema: tuppers de plástico. Cuando guardas alimentos en estos recipientes, los alimentos pueden contaminarse con sustancias que desequilibran el sistema hormonal. Al calentar alimentos en recipientes de plástico favoreces el traspaso de compuestos tóxicos a los alimentos.

Solución: las materias inertes como el cristal, el acero o la cerámica son las mejores alternativas porque no desprenden sustancias perjudiciales.

  1. Problema: utensilios de cocina poco sanos. Ten cuidado con los utensilios de plástico, aluminio y teflón porque pueden ser tóxicos. Deberías evitarlos y sustituirlos por alternativas más saludables.

Solución: utiliza utensilios de silicona, ya que no reaccionan en contacto con los alimentos y soportan temperaturas muy altas. También `puedes utilizar madera, pero debes desinfectarla cada cierto tiempo. Respecto a las ollas y las sartenes, lo mejor es utilizar las esmaltadas con cerámica, hierro colado o titanio. Todas estas opciones son más saludables y además se pueden lavar en el lavavajillas.

Esperamos que estos consejos te sean de ayuda y consigas que tu casa sea más saludable.

¿Qué te parecen estas soluciones? ¿Conocías alguna de ellas? Nosotros como especialistas de Limpiezas integrales del Hogar en Valencia te podemos ayudar.

Deja una respuesta