Cómo acabar con la humedad

humedad

Cómo acabar con la humedad

Alfonso No Comment
Blog Hogar

La humedad es uno de los factores más perjudiciales en el caso de personas alérgicas y con problemas respiratorios, agravando el cuadro y dificultando su recuperación. Sobre todo es importante mantener nuestro hogar bien ventilado en épocas de lluvia para así evitar la aparición de humedades.

Desde Monra’s te damos las claves para prevenir o combatir la humedad y así conseguir un ambiente más agradable en casa. Sigue nuestros consejos y di adiós al moho, los malos olores, los problemas respiratorios…

  1. Mejor prevenir que curar

Lo peor de la humedad es que no se detecta hasta que los signos son ya muy evidentes. La mejor manera de prevenir es ventilando bien la casa a diario, procurando que el aire circule por todas las estancias para así airear todos los rincones y evitando que haya un exceso de vapor en el ambiente. No pegues los muebles a las paredes, así ambos podrán respirar mejor.

  1. Ante indicios, busca pistas

Para poder combatirla de manera efectiva, primero hay que examinar la zona y determinar de qué tipo de humedad estamos hablando:

  • De obra. Los materiales empleados en la construcción no están bien colocados o absorben la humedad.
  • Por capilaridad. La humedad que sube de la tierra se filtra entre los cimientos de la vivienda.
  • Por filtración de lluvia. Especialmente tras un periodo largo de lluvia o tras lluvias intensas.
  • Por rotura de alguna tubería.
  • Por condensación de agua. Es la más corriente, y suele darse especialmente en baños.
  1. Houston, tenemos un problema

Los problemas que ocasiona la aparición de humedad pueden ser de todo tipo. Podemos distinguir básicamente entre 2 tipos:

  • Daños materiales: esconchamiento de la pintura, desprendimiento de pared en la zona dañada, pudrición de la madera, crecimiento de moho, malos olores, aparición de cucarachas o termitas…
  • Daños personales: enfermedades respiratorias, alergias, irritaciones de la piel…)
  1. Ojito en la cocina

Al cocinar, al fregar los platos… el agua está muy presente en la cocina, y es por ello que hay que llevar especial cuidado para evitar la aparición de humedades. Es importante utilizar la campana extractora (y dejarla unos 15 minutos más en funcionamiento al acabar de cocinar) para que el vapor que sueltan los alimentos que cocinamos no se fije en las paredes, igual que después de cocinar o fregar es muy recomendable secar todo bien para que no queden restos de agua por los rincones. Hay quien coloca paños secos alrededor del fregadero para que no se filtre agua entre las paredes y muebles, y cuando acaban lo recogen todo, así no queda nada mojado.

  1. Baños bajo control

El baño es el lugar que más concentración de humedad suele tener, especialmente cuando nos duchamos o bañamos con agua caliente, ya que el vaho se extiende por toda la estancia. Es conveniente ducharse con la puerta del baño cerrada, así evitamos que el vaho generado se extienda por el resto de la vivienda. Si en lugar de una ducha prefieres un baño relajante, llena primero la bañera con unos 3 centímetros de agua fría y seguidamente añade toda la caliente que desees así producirás menos vaho. Además, si no tienes ventana en el baño, lo ideal es que uses un ventilador mientras te duchas o bañas, así el aire fresco del ventilador mantendrá a raya el vaho.

  1. Que la luz te acompañe

Abre las cortinas durante el día para que entre luz natural en la casa, y por la noche enciende las luces, así mantendrás a los hongos a raya porque no tendrán lugares oscuros donde crecer.

  1. Cuestión de química

Puedes encontrar en el mercado productos químicos que te pueden serte útiles para absorber los malos olores provocados por la humedad. El producto más efectivo, especialmente en los tejidos es el bicarbonato de sodio.

  1. Cerramientos de calidad

Si quieres evitar la humedad que se produce por condensación, lo mejor es que aisles térmicamente los muros de la casa e instales en todas las ventanas y puertas de exterior perfilería de PVC o aluminio con doble acristalamiento y con rotura de puente térmico.

  1. Tus nuevos amigos

Hoy en día, podemos encontrar en el mercado 2 dispositivos electrónicos que te pueden ayudar a tener la humedad bajo control y a mejorar el aire que respiras en casa.

  • Este dispositivo regula el exceso de humedad mediante un depósito que capta el agua del ambiente.

A la hora de elegir cuál comprar, hay que tener en cuenta el clima de la zona donde vives, la capacidad del depósito y la potencia a la que funciona.

  • Purificador o depurador de aire. El objetivo de este dispositivo es limpiar el aire de ácaros, polen y otros microorganismos contaminantes. No ayuda a eliminar la humedad, pero en caso de haberla, ayuda a neutralizar los malos olores.

Esperamos que estos consejos te sirvan para evitar o eliminar las humedades en tu vivienda.

¿Conoces otra forma de evitarla que no hayamos mencionado? ¿Has puesto ya a prueba los consejos? ¡Cuéntanos!

Deja una respuesta